Derechos Reservados-Copyright © N°5026625 Dirección Nacional del Derecho de Autor República Argentina

lunes, 14 de abril de 2014

“Los hospitales son mataderos de sanos” Cuestionan viaje de Bonfatti a Harvard para disertar sobre salud

Lunes 14 de abril de 2014



Por Agencia Nova

El gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, ultima detalles para viajar a disertar en la Universidad de Harvard sobre el modelo de salud pública de su provincia, mientras las organizaciones ambientalistas locales se preguntan “qué dirían los funcionarios de esa prestigiosa institución si supieran del estado actual de los Servicios para la Atención Médica de la Comunidad (SAMCO), verdaderos mataderos de sanos donde la gente es tratada como ganado”.

Bonfatti visitará Boston los días jueves y viernes de esta semana, especialmente invitado por la Universidad de Harvard para disertar sobre los logros y virtudes de "El Sistema de Salud de la provincia de Santa Fe", según se anunció, y mantener reuniones con directivos y docentes de esa casa de altos estudios.

La conferencia del mandatario incluirá aspectos relacionados a los avances y desafíos en la implementación del Sistema Integrado de Salud, que viene desarrollándose desde fines de 2007 en la provincia, desde que el socialismo está en el poder.

De profesión médico, Bonfatti es cuestionado porque la implementación de los nodos de salud son un “verdadero fracaso sanitario”, que según apuntan “se intensifica gradualmente de manera vergonzante e inhumana”. “Bonfatti habla de una nube de humo que presentará a los incrédulos estadounidenses a los que debería adjuntar las fotos del estado calamitoso de los centros hospitalarios en funciones, y no de aquellos inaugurados ‘vacíos’", le facturan.

Y tienen ejemplos. Basta ver los antecedentes del Hospital de Vera, cuyas gestiones llevan la carga de varios muertos (María Acevedo y Néstor Vargas, entre otros) y aún así, las autoridades y los médicos procesados y condenados siguen en funciones, allí o en otra institución, como si nada hubiera ocurrido, con la venia del ex ministro de Salud Miguel Ángel Cappiello, avalada por el actual titular de esa cartera, Mario Drisun.

La invitación a Bonfatti tiene como antecedente la que le fuera cursada al propio Cappiello. De este modo, la visita del gobernador afianza y profundiza el proceso de diálogo y los vínculos de colaboración, formación y trabajo sostenidos entre Harvard y la provincia. “Seguramente para luego convertir la provincia en un campo experimental de humanos, sumado al ya campo de exterminio con agroquímicos a cielo abierto”, apuntan militantes ambientalistas locales.

Denuncias

Las denuncias de organizaciones ambientalistas contra el gobierno socialista son varias. Por caso, distintas versiones dan cuenta de que en la localidad de Romang se utilizaría el hospital público para realizar placas radiográficas de animales mientras los pacientes locales deben pagar para una atención, lo que ya fuera denunciado hace días.

"Bajo la expresión de ‘contribución voluntaria’ le sacan dinero a los pacientes”, acusan. La directora del nosocomio, Natalia Ocampo, y el administrador, Jorge Espíndola, se defendieron en Reconquista diciendo que es un aporte "voluntario", pero una paciente contradijo sus argumentos.

Se trata de una imposición, incluso tarifada, señaló la paciente. Y mostró copia de la factura que fue obligada a pagar ($100), incluso teniendo Pami, para ser atendida junto a su hija. Cuando el médico que la atendió le dijo que no estaba obligada a pagar, fue a reclamar y no sólo que no le devolvieron el dinero sino que incluso el administrador Espíndola la dejó “plantada”. El mismo funcionario que se defiende públicamente remarcando que “paga el que quiere”.

¿Quién controla y quién autoriza estas ilegalidades? Una mascota debe ser atendida en una veterinaria, no en hospital público. Por más que la excusa de solidaridad sea planteada, un animal con "rabia", en el peor de los casos, no necesita una radiografía, ya que se diagnostica mediante la prueba de tinción directa de anticuerpos fluorescentes, en la que se buscan antígenos virales de la rabia en el tejido cerebral.

En unas cuantas horas, un laboratorio de diagnóstico clínico puede determinar si un animal está rabioso e informarle al personal médico a cargo. No hay excusa aceptable para usar un hospital público como veterinaria, violando las normas éticas y de profilaxis. “Es una irresponsabilidad de quien la realiza, que deriva en una responsabilidad solidaria al director del hospital”, cuestionan.

Estas prácticas se estarían llevando a cabo con la venia de la anterior gestión comunal. Los denunciantes sostienen que habría un acuerdo de colaboración del SAMCO con un grupo proteccionista de animales. La actual gestión comunal, que encabeza Víctor Debloc, recibió una deuda en concepto de gastos corrientes de $ 1.300.000 de su antecesora, Sandra Passarino.

Más distritos

Pero lo mismo sucede en el Hospital de Reconquista. "Estas no son horas de cesárea", sentenció una partera durante la noche, y a la mañana extrajeron el bebé muerto. Entre esas horas, hubo discusiones y sistemática negativa de la profesional a una cesárea que imploraba una madre que lloraba de dolor y mordía hasta las sábanas, lo que se solucionó sedándola hasta la mañana, cuando llegó otra obstetra y advirtió que era urgente ir al quirófano. Era tarde, el bebé estaba muerto, y lo entregaron dentro de una caja de cartón.
Otra muerte por mala praxis y negligencia fue la de Natalia Danisa Duarte, una joven romanense de sólo 20 años, mordida por un pez en un lunar de su pierna en el Camping Brisol. Operada sin hacer estudios ni biopsia, padecía un cáncer que la llevó finalmente a la muerte, dejando solo a su bebe de meses.

En agosto de 2011 se pedía un llamado a la solidaridad por ella. La mala praxis del hospital le mutiló no sólo su cuerpo sino también la vida. El 1º de febrero de 2012 Natalia falleció en Romang dejando un niño pocos meses, Jeremías, huérfano.

En la ciudad de Vera tampoco se puede olvidar el caso de Ana María Acevedo, que falleció por mala praxis dejando tres niños huérfanos. Aunque en Argentina el aborto no es punible cuando peligra la vida o la salud de la mujer, en el caso de Acevedo, embarazada de 19 años que fue diagnosticada con cáncer, los médicos se rehusaron a iniciar un tratamiento y a practicarle un aborto. Tanto ella como la bebé murieron.

La joven acudió al SAMCO de Vera por un dolor en sus dientes. Luego de realizarle unas extracciones y algunos exámenes, la paciente volvió en octubre con una tumeración facial, la internaron y le realizaron nuevo exámenes.

El 23 de octubre fue referida al Hospital J. M. Cullen de Santa Fe. Allí fue diagnosticada con cáncer y derivada al Hospital Iturraspe para tratamiento oncológico. El 26 de abril de 2007, cuando Ana María cumplió 22 semanas de gestación, se decidió realizar una cesárea.

El Dr. Emilio Schinner explica en el expediente clínico que el parto se adelantó porque, según sostuvo, "la paciente se encontraba pre-morten, es decir, con una marcada insuficiencia respiratoria y falla de órganos, y todo indicaba que el desenlace era inminente". La bebé murió a las 24 horas.

Después de un rápido deterioro de salud, Ana María falleció el 17 de mayo de 2007. El caso fue denunciado penalmente. Por primera vez, la Corte Suprema de Justicia decide condenar a los médicos involucrados por los delitos de lesiones culposas e incumplimiento de los deberes de funcionario público,entre ellas a la directora del SAMCO de Vera, Sandra Barbieri, quien pese a ello continuó en su puesto hasta mayo del 2013.

Pero antes de renunciar sumó otra denuncia y otra muerte sospechada de mala praxis. Néstor Vargas, un joven de 27 años peón de campo, falleció en 2011 dejando huérfanos a cinco hijos y una viuda.
La causa judicial radicada en el Juzgado Correccional de Vera y en la Unidad de Delitos Ambientales (UFIMA), cuyo expediente es el N°984/2011 “Investigación preliminar por averiguación de daños en la salud de Néstor Vargas por el uso de agroquímicos en Vera Santa Fe”.

Según testigos y la familia, el peón manipuló el agroquímico 2-4-D, pero fue tratado por anginas en el SAMCO, donde le negaron atención y estudios rápidos, dejando pasar días para trasladarlo a la ciudad de Santa Fe, donde finalmente falleció.

El por entonces ministro de Salud, Antonio Cappiello, nunca reconoció que la intoxicación es normal en la provincia sojera, ni se publicaron los datos de la autopsia, que se ocultó y a más de un mes solo dijeron que el peón falleció por leptospirosis, enfermedad que se comprueba con los análisis de laboratorio en horas.

En 2012, la joven Débora Gamarra expulsó un feto en el hospital de Reconquista, adonde llegó en situación desesperante desde el nosocomio de Romang, donde la medicaban por problemas estomacales cuando en realidad había perdido el embarazo. A Reconquista llegó perdiendo sangre y en proceso infeccioso. Le dijeron que el feto estaba muerto hacía dos días. Por otro lado, Romang también fue noticia por los cuantiosos casos de dengue en el 2011.

Pero eso sería interesante, ironizan las organizaciones ambientalistas locales, que el gobernador Bonfatti pudiera reunirse con el Dr. Douglas Dockery, profesor deEpidemiología Ambiental y presidente del Departamento de Salud Ambiental, para que Santa Fe “deje de negar los casos de afectados por agroquímicos” y “abandone la defensa del glifosato” que esgrimió su antecesor, Hermes Binner.

“Los nodos santafesinos son una burla al derecho humano de la salud en el país”, cuestionan.

También le recomiendan a Bonfatti la “visita obligada” al Departamento de Política Sanitaria y Gestión (HPM) de Harvard, donde la profesora Katherine Baicker “puede enseñarle a mejorar la salud y la atención sanitaria, una atención más segura y más eficiente”. “También ampliar la cobertura del seguro de salud y la eliminación de las disparidades, y a diseñar y mejorar el rendimiento de los sistemas completos de salud”, agregaron.

“Los Nodos y el sistema de salud santafesino están muy lejos de cumplir todo esto,cada institución pública sólo califica como un ‘dispensario’ ambulatorio o reservorios insalubres de enfermos, donde la vida no tiene ningún valor, y la salud humana es un reflejo de la salud de la tierra”, concluyeron en el colectivo ambientalista.

FUENTE: AGENCIA NOVA- Bs As -Argentina

1 comentario:

Graciela C.Gomez dijo...

Amigos para que vayan entendiendo: el decano de Harvard era ministro de Salud de México, trabajó para OMS y para Fundación Bill y Melinda Gates o sea el clan Rothschild , va cerrando ? e invitan al del templo del poroto...todo cuadra perfecto pero decir la verdad te crea enemigos, idiotas claro.

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión!